Para Morir en Paz

Señor y Salvador mío, sostieneme en la hora de mi muerte en los brazos fuertes de Tus Sacramentos y mediante la fragancia fresca de tus consuelos.
Permite que reciba la absolución, que el óleo santo unja mis sentidos y que Tu propio Cuerpo sea mi alimento y que Tu Sangre me rocie; permite que mi dulce Madre, María aliente sobre mi que mi angel de la guarda me susurre paz y mis gloriosos santos patrones ... me sonrían: que con todos ellos y por medio de ellos reciba yo el dón de la perseverancia; y que muera yo, como deseo vivir, en tu fe, en tu Iglesia, en tu servicio y en tu amor.
Amen.

 

2 comments:

Richie said...

Glorioso y querido San Judas Tadeo, muchas gracias por el favor recibido ahora con mi nuevo trabajo. Bendito Seas.

Almudena Paradela said...

Despues de un año y medio, San Judas Tadeo me ha bendecido con un trabajo, y en lo que mas deseaba!!!
Mchisimas gracias, San Judas!!!